Queda tanto por andar….

Yo cuando veo estas cosas, ya como que ni me inmuto.

Se que uno de los mayores problemas a los que se va ha enfrentar mi hijo Nicolas, por ser diferente, es que la sociedad en la que vivimos, la gente que nos rodea, le acepten tal y como es.

Me explico. El jiji, jaja, juju creo que lo aceptará mucha gente, si no dura mucho.

Pero que si se requiere un esfuerzo por comprenderle, por comunicarse con él, por …., aquí ya empiezan con que:

  • “No tenemos medios…”
  • “No estamos preparados…”
  • y un largo etcétera, que por no aburrir, no insisto (aunque no sería mala idea recoger en un blog todas las expresiones que se llegan  escuchar en estos lares sobre este tema).

Eso si, no me callo la perla

  • “A ver que dicen los demás padres….”.

Con dos…..

En fin. Comparto con vosotros la entrevista [enlace] que los chicos de la COPE le han hecho a mi querida amiga Mónica ayer mismo y en la que denuncia, precisamente eso. En este caso: el AMPA del colegio de su hijo Isaac, que la dice que no pueden aceptar a su hijo en las actividades extraescolares. El chaval lleva 4 años en el colegio y este era el primer año que pidieron entrar e las extraescolares. Y se encontró con esto.

Claro, tiene un cromosoma de mas, y ya se sabe “Que van a decir el resto de padres…”.

Hace falta tener mucha amargura en tu interior para decirle o insinuar eso a una madre, o a quien sea y desde luego negarle a Isaac algo que en otros sitios se hace sin ningún tipo de problemas y que desde Down España nos recuerdan [Orientaciones para el apoyo a la inclusión educativa].

¡Cuanto nos queda por andar!

Por cierto: el chaval juega al rugby en el equipo del San Isidro (Linces sub-6) que no veas.

captura-de-pantalla-2016-11-03-a-las-14-08-33[enlace a la noticia]

Rafa